Pechuga de pavo asada con salsa gravy

INGREDIENTES:

Aceite de oliva virgen

1 nuez de mantequilla 

1 kg aproximadamente de pechuga de pavo

Sal y pimienta al gusto

1 cebolla cortada a dados

600 ml de caldo de pollo 

Ramitas de tomillo fresco

 Ralladura de un limón

Pimienta en grano

50 gr de mantequilla 

35 gr de harina

PROCEDIMIENTO:

Poner en una cazuela baja o bandeja que pueda ir al fuego un poco de aceite y la mantequilla a calentar.

Mientras salpimentar la pechuga de pavo y llevar a la cazuela junto a la cebolla troceada. 

Cocinar el pavo unos 5 minutos por cada lado o hasta que esté dorada.

Incorporar el caldo de pollo, el tomillo, la ralladura de limón, los granos de pimienta, tapar y dejar hervir a fuego bajo unos 30 minutos, dando la vuelta a los 15 minutos.

Una vez cocido, retirar el pavo y dejar reservado tapado con papel de aluminio.

Colar el caldo en una jarra desechando la cebolla y el tomillo.

En otra cazuela derretir los 50 gr de mantequilla, agregar la harina y dejar cocinar removiendo 2-3 minutos o hasta que la harina se haya cocido.

Verter lentamente el caldo de pollo y con unas varillas batir hasta conseguir una crema suave y lisa. Cocinar unos minutos más hasta que la salsa haya espesado.

Rectificar de sal.

Cortar el pavo a rodajas y servir con la salsa gravy.

Nota: el pavo que te haya sobrado sin salsear te puede servir como fiambre natural para el desayuno.