Pastel red velvet con queso crema

Ingredientes:

Para el pastel red velvet:

1 ½ Tazas de azúcar

1 ½ Tazas de aceite de canola

1 Taza de suero de leche

2 huevos grandes

30 ml de colorante en gel color rojo

2 Cucharaditas de vinagre de manzana

1 Cucharadita de extracto de vainilla

2 ½ Tazas de harina

2 Cucharadas de cacao en polvo

1 ½ cucharadita de polvo para hornear

1 Cucharadita de sal

Para el pastel de queso

2 Paquetes (230 gr c/u) de queso crema suavizado

½ Taza de azúcar

½ Taza de crema ácida

4 Cucharaditas de harina

1 ½ Cucharaditas de extracto de vainilla

2 Huevos grandes, batidos ligeramente

Para el glaseado:

3 paquetes (230 g c/u) de queso crema suavizado

1 ½ tazas de mantequilla suavizada

1 Cucharada de extracto de vainilla

3 a 3 ½ Tazas de azúcar glas

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 160°. Cubre el fondo de un molde desmontable de 23 cm con papel de estraza, engrásalo.
  2. En un tazón grande, bate el queso crema y el azúcar hasta que estén tersos. Añade la crema ácida, la harina y la vainilla. Agrega los huevos batiendo a velocidad baja hasta que se integren. Vierte la mezcla en el molde preparado. Colócalo sobre una bandeja para hornear.
  3. Hornea de 40 a 50 minutos o hasta que el centro del pastel esté firme. Enfría 10 minutos sobre una rejilla. Afloja los lados con un cuchillo. Deja enfriar una hora más. Refrigera hasta que vayas a armarlo, tápalo cuando esté bien frío.
  4. Para el pastel red velvet, aumenta la temperatura del horno a 180°C. Cubre el fondo de 2 moldes para hornear de 23 cm con papel de estraza, engrásalos.
  5. En un tazón grande bate perfectamente el azúcar, el aceite, el suero de leche (si no lo consigues, mezcla leche con una cucharada de limón), lo huevos, el colorante, el vinagre y la vainilla. En otro tazón, bate la harina, el cacao, el polvo para hornear y la sal; incorpóralo gradualmente a la mezcla del azúcar.
  6. Vierte en los moldes preparados. Hornea de 30 a 35 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio. Deja enfriar los pasteles 10 minutos en los moldes, sácalos y colócalos sobre rejillas de metal; retira el papel y deja enfriar por completo.
  7. Para el glaseado, en un tazón grande bate el queso crema, la mantequilla y la vainilla. Agrega suficiente azúcar glas poco a poco, hasta obtener la consistencia deseada. Coloca una capa de pastel red velvet en un platón de servicio. Unta encima 1 taza de glaseado. Acomoda con cuidado el pastel de queso sobre el glaseado.
  8. Unta el pastel de queso con la otra taza de glaseado. Coloca encima la capa de pastel red velvet restante. Unta la parte superior y los lados con el resto del glaseado. Refrigera toda la noche antes de servirlo.

Deja una respuesta